Fracturas

Las fracturas se producen por la rotura de un hueso, que puede partirse o astillarse. El tratamiento más habitual consiste en colocar una escayola o una tablilla que mantiene el hueso en la posición correcta hasta que se repara. Si la fractura es complicada, se pueden colocar clavos o placas metálicas. El dolor es, por lo general, el síntoma más obvio, aunque también causan hinchazón y hematomas.

Se produce tanto en niños como en adultos y suele ser hereditario . Y puede ser la extensión abierta : si esta al contacto con la piel y cerrada: si entre ella están los microorganismos patógenos.

Síntomas:

Te puede doler el hueso y probablemente no puedas moverlo.

Anuncios