Psoriasis

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que produce lesiones escamosas engrosadas e inflamadas, con una amplia variabilidad clínica y evolutiva. No es contagiosa, aunque sí puede ser hereditaria, es más probable que la hereden los hombres que las mujeres.

La psoriasis puede aparecer en forma repentina o lenta. Muchas veces, desaparece y luego se reactiva una y otra vez.

Los síntomas abarcan:

  • Parches de piel irritados, rojos y descamativos.
  • Se observan con más frecuencia en los codos, las rodillas y la parte media del cuerpo.
  • Los parches rojos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, entre ellas el cuero cabelludo.

La piel puede estar:

  • Pruriginosa
  • Seca y cubierta con piel descamativa y plateada (escamas)
  • De color entre rosa y rojo (como el color del salmón)
  • Levantada y gruesa

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Lesiones genitales en los hombres.
  • Achaques o dolor articular.
  • Cambios en las uñas , entre ellos uñas gruesas, uñas de color entre amarillo y marrón, hoyuelos en la uña y uña que se despega de la piel por debajo.
  • Caspa abundante en el cuero cabelludo.

La psoriasis puede afectar cualquiera o todas las partes de la piel. Existen cinco tipos principales de psoriasis:

  • Eritrodérmica: el enrojecimiento de la piel es muy intenso y cubre un área grande.
  • En gotas (guttata): aparecen pequeñas manchas entre rojas y rosadas en la piel.
  • Inversa: el enrojecimiento e irritación de la piel ocurre en las axilas, la ingle y entre la piel superpuesta.
  • En placa: parches de piel rojos y gruesos cubiertos por escamas de plateadas a blancas. Éste es el tipo más común de psoriasis.
  • Pustular: ampollas blancas que están rodeadas de piel roja e irritada.
Anuncios