Transtorno obsesivo

El trastorno obsesivo-compulsivo es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones o ambas cosas a ambas cosas a la vez. Las combulsiones son conductas repetitivas o rituales que se realizan como respuesta a una perturbación anímica producida por una idea fija, es decir, una obsesión, como hacer cosas siempre en un determinado orden, repetirlas continuamente, etc.

Algunos ejemplos de obsesiones son el miedo a los gérmenes o el miedo a lastimarse. Entre las compulsiones se incluye lavarse las manos, contar, revisar una y otra vez las cosas o limpiar. Cuando no se trata, el TOC puede dominar la vida de una persona.

Anuncios